"Ciudad Oscura: Parte Cinco"
Parte del evento "Batman: Año cero"

Batman Vol 2 29.jpg
12 de marzo de 2014
Fecha en la portada
Mayo de 2014
Artistas de portada
Greg Capullo, Danny Miki y FCO Plascencia
Escritores
Scott Snyder
Dibujantes
Greg Capullo
Entintadores
Danny Miki
Coloristas
FCO Plascencia
Letristas
Steve Wands
Editores
Mark Doyle y Katie Kubert
Cómic anterior
Siguiente cómic

Portada alternativa hecha por RC Stoodios

Apariciones en "Ciudad Oscura: Parte Cinco"

Personajes principales

Personajes secundarios

Villanos

Otros personajes

Localización

    • Cine Monarch (En retrospectiva)
    • Crime Alley (En retrospectiva)

Objetos

Sinopsis de "Ciudad Oscura: Parte Cinco"

Hace 21 años, Bruce Wayne estaba sentado con sus padres Thomas y Martha en la Jefatura de Policía de Gotham. Bruce había escapado de la escuela e ido a un cine solo, por lo que Alfred informó a la policía y el joven tuvo que ser recogido y llevado a sus padres. Bruce les explica que quería ver The Mark of Zorro debido a que su padre le había gustado de niño, pero le había parecido cursi. Thomas, fingiendo disgusto, bromeó que lo desheredaría. Cuando Bruce se disculpa por haber escapado, sus padres le dicen que ambos están enterados de que ha tenido problemas desde que cayó a la cueva, y que no necesita probar nada yendo a Park Row solo, ya que siempre estarán para él. No obstante, Thomas dice que lo ha dejado cuestionando la película, y que la única solución es verla otra vez, juntos, en ése instante.

Hace 6 años, Batman emerge violentamente de las catacumbas inundadas. Mientras tanto, la súper tormenta Rene ha empeorado, por lo que la policía está evacuando las áreas de Gotham vulnerables a inundación. Entre ellos está Jim Gordon, quien es interrumpido por una llamada de Batman, quien le dice que debe ir a la Torre Wayne, deduciendo que es donde se encuentra Edward Nygma debido a que los concentradores que usó en el apagón masivo forman un signo de interrogación, y la Torre se encuentra en el punto. Cuando la policía reestablezca el servicio de energía eléctrica, el equipo robado de los ex-compañeros de Karl Helfern permitirán a Nygma tomar el control de la ciudad, para lo cual faltan pocos minutos. Mientras Jim se encarga de eso, Batman intentará resolver el acertijo de Nygma.

En un dirigible volando en medio de la tormenta, el Comisionado Loeb espera a que se reestablezca la electricidad cuando sus hombres vislumbran algo aproximándose desde las nubes. De repente, un dirigible enorme aparece entre las nubes, y Loeb está seguro de que se trata de Batman. El dirigible es un prototipo que Philip Kane le había ordenado construir a Lucius Fox antes de despedirlo. Batman le dice a Alfred que Nygma está equipado con un concentrador de hackeo remoto, un hiper-repetidor de señales y un globo meteorológico, con los cuales en conjunto puede tomar el control de la ciudad entera.

En la Torre Wayne, Jim contacta a su compañero Dan Corrigan e intenta convencerlo de que detengan los esfuerzos de reestablecer la electricidad, pero su relación turbia impide que Corrigan lo escuche, diciendo que después de esto Loeb finalmente transferirá a Jim de vuelta a Chicago.

Batman intenta elevar el dirigible hasta el globo meteorológico de Nygma, pero la tormenta es demasiado poderosa y con un relámpago destruye el estabilizador de estribor. A pesar de ello, Batman tiene el tiempo suficiente para llegar a 70 pies de distancia del globo. Ahora sólo necesita ingresar al globo y usar el bloqueador de señales, pero la distancia es superior al rango de su pistola de agarre. A pesar de las advertencias de Alfred, Batman salta hacia el globo y logra alcanzar el globo. No obstante, al subir descubre que Doctor Death lo está esperando.

Jim encuentra a Nygma en la oficina de Philip Kane, quien admite que no lo estaba esperando. Nygma le ordena que le entregue su maleta y permita ser arrestado, y le pregunta acerca de la cuerda roja atada a su dedo. Nygma le pide observar que la cuerda está enhebrada a varias poleas para sostener una roca gigante sobre Jim. Mencionando que la roca debe pesar alrededor de cinco toneladas, Nygma comenta que ya está empezando a sentir la cuerda aflojándose. Jim logra evitar ser aplastado por la roca, pero ésta rompe el suelo de la oficina, haciéndolo caer al nivel inferior.

En el globo, Batman intenta convencer a Helfern de que detenga el plan debido a las muertes que puede ocasionar, pero no le importa, pensando en su lugar en las personas que puede salvar con su trabajo. Helfern explica que cuando fue despedido de Industrias Wayne, Nygma fue el que lo ayudó a continuar su trabajo y lo convenció de usar su suero en sí mismo. Ahora, con sus deformidades, Helfern se siente vivo en todos los sentidos, y sabiendo que aún se necesita tiempo para perfeccionar su suero, dice que probablemente ninguno de los dos estará vivo para verlo, y procede a quitarle el bloqueador, el cual lanza al borde. Batman se ve obligado a saltar para evitar que el bloqueador caiga del globo, pero Helfern lo detiene. Furioso, Batman lo golpea repetidamente, y con cada golpe los huesos de Helfern mutan y nuevamente deforman su cuerpo. Helfern, atrapado con sus propios huesos, le pide que termine el trabajo, pero Batman le quita uno de sus huesos y se dirige al panel de control en un intento por detenerlo.

Helfern comenta que su familia está compuesta por "guerreros" como él. Su abuelo, un soldado en Japón en 1942, fue conmovido por la canción Tokyo Moon, y desde entonces han incrustado las dos palabras en sus cascos, como recordatorio de que siempre hay alguien cuidándolos. Su hijo fue un soldado que murió en una misión de Philip Kane para encontrar a Bruce Wayne en una tribu nómada en el desierto de Nigeria, donde la tribu había colocado trampas explosivas en sus túneles. Sorprendido, Batman voltea sólo para darse cuenta de que Helfern está detrás suyo, y es apuñalado en el pecho con sus dedos afilados. Helfern dice que la pérdida de su hijo le hizo ver que la canción no quiere decir que el amor protege a los demás, sino lo contrario. Su suero se trata de eso, proteger primero a uno y por ende a los demás, y reclama que la gente de Gotham se den cuenta al ver la Luna que es una promesa vacía, no algo que los cuida. Batman responde haciendo explotar el panel de control. La metralla deforma más a Helfern a niveles posiblemente letales, pero a pesar de las advertencias de Batman está listo para morir, y le pide contar la historia de su hijo. Acto seguido, sus huesos aplastan la poca carne restante en su cuerpo, salpicando sangre por doquier.

Mientras tanto, Corrigan y los demás reestablecen la red eléctrica, pero a su pesar se dan cuenta de que Jim tenía razón. En el globo, Batman descubre que la explosión no fue suficiente para detener el dispositivo de Nygma, quien por su parte ha activado otro "acertijo", haciendo explotar los muros de contención de la ciudad para inundarla sin un sistema de bombeo funcionando. Adicionalmente, Nygma utiliza su recién adquirido control para inhabilitar los dirigibles de la policía, incluyendo el de Loeb. Batman se lamenta ante Jim que fue incapaz de ver el verdadero plan y que es su culpa, pero Jim le asegura que todos son culpables. Batman, furioso, golpea los controles del globo mientras cae descontroladamente y ve impotente a la ciudad en casos, recordándole lo que sintió al ver a sus padres morir.

Notas y curiosidades

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.